Mucho ruido y pocas nueces

Me sobran dos...
Me sobran dos…

Como he dicho en alguno de mis anteriores post, el creativo gráfico lo es porque re-crea la realidad en la que vivimos, sea como sea y a pesar de todo y de todos. No puedes girar la vista y no darte de bruces con alguna de sus creaciones. De alguna manera, siempre encuentra una microcentésima de segundo para presentarse de forma insultante en medio de tu vida. Esas creaciones pueden ser maravillosas, acordes y armoniosas en su objetivo, pero también es cierto que los diseñadores y los grafistas publicitarios a veces no podemos ser dueños de nuestros actos -literalmente- y como resultado, damos a luz engendros gráficos capaces de hacer palidecer al que inventó el término “cutre”.

Seguir leyendo “Mucho ruido y pocas nueces”

Anuncios

¿Qué es un diseñador gráfico?

-Oiga, ¿es la autoridad? Mire, han entrado unos diseñadores en mi casa y...
-Oiga, ¿es la autoridad? Mire, han entrado unos diseñadores en mi casa y…

Teruel existe. Estas dos palabras son las primeras que se me vienen a la cabeza cada vez que me veo en la tesitura de explicar a la gente –sobre todo a algunos clientes- en qué consiste mi profesión. De hecho, no sabía si titular este post con el nombre de la coordinadora social que en 1.999 demandó para aquella ciudad más atención por parte del gobierno central de entonces.

Seguir leyendo “¿Qué es un diseñador gráfico?”

Latigazos con o sin chinchetas

-Eh, tú... ¿has visto cómo recibe...?
-Eh, tú… ¿has visto cómo recibe…?

Hace escasos minutos he terminado de leer una carta escrita por un becario a su superior, en la que relataba cuáles habían sido los motivos que le habían llevado a considerar que trabajar en un Starbucks podría ser más provechoso que empeñar un segundo más de su vida en aquella agencia. Que asquerosidad, que infamia, que completa vergüenza y que ganas de fustigar. Al mismo tiempo que la estaba leyendo, he recordado que hace unos años leí una carta similar, lo que me ha llevado no sólo a horrorizarme por lo que contenía ese texto, sino a percatarme de que ciertas costumbres no tienen visos de desaparecer.

Seguir leyendo “Latigazos con o sin chinchetas”

La coherencia no es rigidez, pero tampoco es circo (II)

Qué decir...
Qué decir…

El momento es llamativo, es equivalente al gesto genético que tienen los perros de levantar la pata y marcar el territorio por el que están pasando, miccionando sus orines sobre la esquina o planta que les parezca apropiado, como diciendo “esto es mío” o “por aquí he pasado”. Parece como si algunos clientes no quedasen satisfechos si no ponen su rúbrica.

Seguir leyendo “La coherencia no es rigidez, pero tampoco es circo (II)”

La coherencia no es rigidez, pero tampoco es circo (I)

El logo más grande, por favor...
El logo más grande, por favor…

Crear y desarrollar una marca desde el principio hasta el final, o cualquier otro tipo de proyecto gráfico, implica tener un concepto estético riguroso, que se sitúe lejos del convencionalismo de las modas, pero sobre todo, por encima de la locura gráfica y la permisividad para con el manoseo inexperto, a no ser que esto forme parte conceptual del proyecto de forma expresa.

Seguir leyendo “La coherencia no es rigidez, pero tampoco es circo (I)”