Mucho ruido y pocas nueces

Me sobran dos...
Me sobran dos…

Como he dicho en alguno de mis anteriores post, el creativo gráfico lo es porque re-crea la realidad en la que vivimos, sea como sea y a pesar de todo y de todos. No puedes girar la vista y no darte de bruces con alguna de sus creaciones. De alguna manera, siempre encuentra una microcentésima de segundo para presentarse de forma insultante en medio de tu vida. Esas creaciones pueden ser maravillosas, acordes y armoniosas en su objetivo, pero también es cierto que los diseñadores y los grafistas publicitarios a veces no podemos ser dueños de nuestros actos -literalmente- y como resultado, damos a luz engendros gráficos capaces de hacer palidecer al que inventó el término “cutre”.

Precisamente por eso, en las ciudades en las que vivimos hay mucho ruido visual, mucha disonancia y quieras que no, eso se traduce a veces en mareo. ¿Cuántos de nosotros no hemos paseado por la calle de algún polígono industrial, invadida de rótulos enormes de publicidad que por no ofrecer, ni permiten una lectura cómoda?, ¿cuántos de nosotros hemos ido a un centro comercial y no hemos sentido la necesidad de mirar al vacío?… Cientos de veces, al menos.

Muchos centros comerciales, por poner un ejemplo, son un reflejo nítido y cristalino del concepto de tortura visual. Aparentemente, estos sitios son un excelente escaparate para el desarrollo de cada marca. Por norma general, el interior de estos espacios es amplio, luminoso y carente de una personalidad firme que tiene por objetivo favorecer a las de las marcas que en él se van a alojar. Los locales son un marco perfecto -no el único- para recrear cualquier universo identitario -y de hecho lo hacen, con resultados distintos, eso sí-, pero por lo que sea, por muy monstruosamente grandes que sean estos o las miniciudades que los albergan, siempre salgo de estos sitios con dolor de cabeza.

Después de darle vueltas al asunto, creo que los motivos son -porque esto es opinativo, lógicamente-, la repetición del símbolo en escasos tres metros cuadrados de fachada. Esto es una treta gráfica y publicitaria tan antigua como el ir a hacer pis: repetir, repetir y repetir el mensaje. El logotipo o símbolo repetido cada tres metros, o cada dos o cada uno. ¿El otro motivo? hacerlo grande y cabezón hasta que no te quede otra que girar el cuello o levantarlo hasta que te crujan la C5, la C6 y La C7 y te quedes pegado al mencionado soporte con cara de hipnosis. En definitiva, ocupar el máximo espacio aunque el anuncio o lo que sea esa criatura, no respire por ningún sitio. Aire, por favor, aire puro, espacios libres, blancos…

Es cierto que el objetivo el 100% de las veces es llamar la atención, y que conste que no critico la utilidad del sistema, pero adoro los momentos en los que me encuentro con un diseño o publicidad que, sin perder agresividad, consigue llamar la atención y provocarme interés. No creo que sea necesario tirar del gigantismo como recurso sistemático, es más, a veces lo único que conseguimos es que el receptor lo ignore. No son pocos los anuncios enormes e insulsos que han visto mis ojos –y los que me quedarán-. Lo mismo sucede con la repetición: mal empleada, termina por cansar, diluye y resta calidad al mensaje, haciendo que el receptor quiera perder el foco de atención antes de haber visto nada por el rabillo del ojo.

¿Es esta época en la que vivimos, un canto a lo desprovisto de alma, de significado, de chispa? Creo que sí. La combinación mortal ya la conocemos. Quizás, nos deberíamos replantear el uso de estos espacios de la forma en que se está haciendo actualmente, intentar encontrar otra lógica funcional que nos permita no sentirnos agobiados o invadidos cada vez que entramos en alguno de estos sitios.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.