Y la historia se repite…

Software de Adobe Creative Cloud
Software de Adobe Creative Cloud

Es por todos sabido que toda empresa busca sacar un beneficio vendiendo sus productos, pues al fin y al cabo eso son estos entes, un medio para conseguir un fin. Adobe es otra empresa más, no cabe la más mínima duda, y como tal demuestra de forma más o menos afortunada sus intenciones.

Reconozco que nunca me he mostrado muy de acuerdo con las políticas de precios que ha mantenido Adobe hasta el momento, sobre todo si tenemos en cuenta el ritmo de las actualizaciones y el precio desorbitado solicitado por ellas o por una suite nueva. Las aplicaciones sueltas tampoco es que tuviesen precios accesibles, por decir algo.

Y no voy a cambiar mi opinión al respecto, a pesar de las novedades destapadas en el último evento Adobe MAX. Bien es cierto –y aquí caben todo tipo de opiniones y sentires- que Adobe se ha arriesgado y mucho. La cuestión es si esta forma de enfocar el negocio no le va a salir muy cara. Lo visto a nivel tecnológico -con independencia de las “bondades” de la nube- no superan las expectativas que cualquier diseñador racional podría esperar -pensando en una continuación de versiones-. Siendo realistas, el diseñador medio usa -pongamos por ejemplo- Photoshop para retocar imágenes y hacer algún que otro fotomontaje. Algunos dirán que Photoshop sirve para muchas más cosas, y es cierto, solo que no es el programa más adecuado para hacer según qué funciones. Y no me sirve que, por ejemplo, me digan que las funciones de Fireworks las puede realizar una conjunción astral entre Photoshop e Illustrator, argumento usado recientemente para anunciar la defunción de la mencionada aplicación. Mentira cochina. Fireworks realizaba sus funciones muy bien y no hay sustituto en toda la suite que lo iguale. Todavía me dirán algunos que Photoshop sirve para hacer revistas -cosas más burras he oído, creedme-.

Teniendo en cuenta esto, pasemos a hablar de Adobe Creative Cloud. Murió Creative Suite. ¿Lágrimas? No muchas, pero sí, los diseñadores las vamos a pasar muy putas. Si ya de por sí era complicado hacerse con una licencia completa a perpetuidad, ahora va a ser literalmente imposible. Yo no sé vosotros, pero no me agrada la idea de además de tener que pagar una cuota mensual, tener que almacenar mis creatividades en una nube que no es mía. Si quiero una nube me hago una cuenta en Dropbox y allí meto lo que me da la real gana. El problema viene dado por el modelo de adquisición del servicio. La suscripción está bien para intentar hacer atractivo un servicio determinado, un servicio que debe ser por definición accesible a todos los públicos objetivos. Un diseñador freelance necesita al menos tres programas de esta casa para llevar a cabo correctamente su profesión: Photoshop, Illustrator e InDesign –en el caso de que sólo hagas offline-. Vamos a ver… 73.77€… ¡ah no, que Adobe te permite acceso directo a todo por 61,5€ al mes!… Vaya, o sea que tengo acceso a todas las aplicaciones, actualizadas por una cifra relativamente llevadera si eres empresa… incluso interesante, podríamos decir. Si eres empresa… Tengo una manía, y es que suelo pensar en lo práctico, en cómo es el día a día.

El gobierno español todavía piensa –por llamar de alguna manera a los chisporroteos de las masas encefálicas de sus miembros- que los autónomos cagamos pepitas de oro, que somos inmortales y que las emociones humanas nos son totalmente ajenas porque nacemos de pepitas de oro… Con esto, tenemos que la cuota a la Seg. Social de 254€ de “na” se hace totalmente llevadera, sobre todo en los tiempos actuales, en los que algunos “clientes” han tomado como procedimiento base de toda relación comercial el regateo de precios cada vez que tratan con alguien de mi especie –diseñador y humano, a pesar de algunos-. Es decir, si tenemos en cuenta el cálculo, lo que Adobe propone no resulta muy rentable debido a que a largo plazo el desembolso para el usuario va a ser mayor –sí o sí- que si adquiriese una licencia a perpetuidad. Me explico. Los usuarios que adquirieron una licencia de la Creative Suite 3 Master Collection lo hicieron hace la friolera de cinco años y soltaron una pasta loca por el paquete completo, unos 2.499$ -o 1.948€, como se desee-. Con la Creative Cloud pagaremos exactamente lo mismo ¡¡¡tras poco más de dos años y medio!!!… y por supuesto, seguirás pagando si quieres seguir… ah, no, que además Adobe te exige un compromiso anual… vaya, vaya. Y yo me pregunto, ¿dónde está el cambio –a mejor-?… ¿En que nos dan un espacio en gigas –que no voy a usar-?, ¿en los pagos fraccionados, para que se note menos que me están rob… digo cobrando más por lo mismo?… Los usuarios de la CS3 deben dormir abrazados a sus packs, ahora que saben lo que hay.

Así que, cabía esperar lo que ha sucedido. Tras el lanzamiento de las nuevas aplicaciones este pasado mes de junio y en menos de 48 horas, Adobe Photoshop CC y las restantes aplicaciones de la Creative Cloud han quedado de nuevo pirateadas y a disposición de cualquiera. La historia se repite como en las anteriores versiones de la Creative Suite, una historia de lucha contra la piratería que está condenada a fracasar una y otra vez por la manía de querer estrujar las amígdalas al consumidor. Es una lástima que Adobe no quiera ponerse en la piel de un gran porcentaje de sus consumidores potenciales. Personalmente, tengo que decir que he disfrutado creando mis proyectos en las aplicaciones de Adobe, pero no veo la hora en la que el software libre de diseño acople definitivamente las paletas de color Pantone en su código.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .